Select Page

Turismo colaborativo para viajar con poco dinero

Turismo colaborativo para viajar con poco dinero

En verano no hay nada como recorrer nuevos lugares en plan aventurero con la mochila al hombro, dispuesto a explorar el destino de tu elección y dormir donde caiga la noche. Si  estás “algo corto” de dinero para una escapada, el turismo colaborativo siempre es una opción.

Básicamente se trata de negociar: alojamiento comida u otros servicios con la salvedad de que, en lugar de pagar en metálico, lo harás con tu trabajo y esfuerzo. Es decir, de alguna tarea.


Desde darle clases particulares y conversación a un grupo de extranjeros que quiera aprender a hablar tu idioma nativo, hasta asumir faenas agrícolas en una granja orgánica, son algunas de las vacantes a la que se puede aspirar.    


En  este esquema puede haber dinero de por medio o no. Lo realmente importante es que se definan bien los términos del acuerdo para el beneficio de todas las partes involucradas.

Iniciativas de turismo colaborativo

Las redes de apoyo para viajeros se tejen por todo internet y funcionan en una forma más o menos similar. El usuario se registra, realiza una búsqueda orientada a su lugar de destino, envía una solicitud y recibe una respuesta.

Existen distintos tipos de intercambio que puedes elegir de acuerdo a tus necesidades.

Hospitalidad y alojamiento.

  • “Surfear” de un sofá a otro. Es literalmente lo que propone  Couchsurfing, web que reúne a personas dispuestas a recibir viajeros en sus casa. Es una iniciativa gratuita, pensada para fomentar el intercambio cultural, muy recomendada en los blogs de viaje.
Vídeo De Euskadiz al mundo

Aunque es posible toparse con alguien que tuvo una mala experiencia, la mayoría lo percibe como una alternativa segura.


 La idea es devolverle el favor a tu anfitrión si llega a pasar por tu ciudad, pero nadie está obligado a hacerlo. Algunos miembros solo se reúnen con otros para enseñarles los sitios de interés local.


  • Cubrir tu estadía a cambio de algunas horas de trabajo, es la propuesta de Workaway, plataforma presente en más de 155 países.
  • Intercambio o cuidado de casas. Dos opciones, en la primera te vas a vivir en el hogar de alguien más, mientras esa persona ocupa el tuyo temporalmente.

Esta modalidad en particular ha tomado auge en España que según la plataforma  Home Exchange, registró unos 393.000 intercambios en  2018, posicionándose  en el tercer puesto del ranking mundial, solo superada por Estados Unidos y Francia.

Los portales que conectan dueños y ocupantes temporales, suelen cobrar una membresía anual.

La otra alternativa es quedarse a resguardar la casa de alguién en su ausencia y no pagar alquiler a cambio de mantener todo en orden. Este convenio se denomina HouseSitting y puede incluir cuidado de mascotas.

Traslado  

Una forma práctica de llegar a donde quieres es ubicar un conductor que vaya a cubrir la misma ruta que tú, le pides que te lleve y comparten los gastos.

turismo colaborativo traslado
Imagen recuperada de Pexels.com

“Lo uso mucho en Europa (incluso para viajar de un país a otro) y casi siempre es la opción más económica”

Aniko Vilalba – Bloguera Argentina

Villalba recomienda usar la app Amovens, que a diferencia de otras del mismo estilo, no cobra una comisión por enlazarte con los conductores.

Comida

Además de ahorrar en restaurantes ir a cenar o comer con una familia local te da la oportunidad de probar la gastronomía del lugar donde te encuentras, en un ambiente festivo: aderezado con buena conversación, música típica o alguna otra actividad. De la mano de propuestas  como Withlocals. podrás disfrutar de todo eso, por una suma muy pequeña.

turismo colaborativo
Imagen recuperada de Pixabay.com

Ventajas del turismo colaborativo para viajar con poco dinero

Aunque no se trate de un modelo tradicional, viajeros asiduos del turismo colaborativo, coinciden en que este sistema permite conocer gente y vivir experiencias a les que difícilmente habrían accedido de otra manera. Además de que el sistema ofrece otras posibilidades.

  • Compartir cosas que de otra manera no se usarían. Desde un espacio libre de la casa, alguna cama o habitación hasta un libro.
  • Los roles pueden intercambiarse, un proveedor de alguno de estos servicios de turismo colaborativo, puede convertirse en usuario y visceversa.
  • Suele haber un sistema de referencias para generar confianza y toda una comunidad de usuarios por detrás que avala la plataforma.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.