Select Page

¡Anota estos sencillos consejos para conservar un pecho firme!

¡Anota estos sencillos consejos para conservar un pecho firme!

La caída gradual de los senos es una realidad que afecta a muchas mujeres. Aunque no tiene consecuencias perjudiciales para la salud, puede deteriorar tu imagen y hacerte sentir menos atractiva. Es por eso que, si quieres conservar un pecho firme hasta una edad avanzada, debes evitar incurrir en ciertas prácticas nocivas para el tejido mamario.

El descenso gradual de los senos es una situación común y natural. Se le conoce como ptosis mamaria y ocurre por distintos motivos.

No es algo que debería acomplejarte, pues es un proceso natural. Dicho esto, también es cierto que tienes todo el derecho de querer conservar tu figura lo mejor posible. De ser así, quizás te venga bien una guía para prolongar la caída de tus senos el mayor tiempo posible.

Prácticas para conservar un pecho firme

Existen diversas maneras de cuidar tu pecho y su forma. Es importante tenerlas en cuenta para no exponerlos a situaciones que puedan propiciar una ptosis mamaria temprana. A continuación, algunas advertencias que debes apuntar.

Evita dormir boca abajo

Una de las principales causas que conducen a una caída temprana de los senos es la tendencia a acostarse boca abajo. Al hacer esto, todo el peso de tu cuerpo recae en esta zona.

Pasar mucho tiempo boca abajo puede provocar la formación de arrugas. Además, los tejidos pueden ponerse flácidos.

La posición más recomendada para dormir es boca arriba. También es imprescindible que la cama sea firme y la espalda se encuentre en una posición cómoda.

Utiliza la talla de sostén adecuada

Muchas mujeres tienen problemas para encontrar la talla ideal para sus sujetadores. Muy apretados o muy holgados, sin importar cual sea el caso, suponen un problema para los senos.

Si la prenda queda muy ajustada y aprieta, esto deteriora los vasos sanguíneos e incluso puede favorecer la aparición de tumores. Por el contrario, si es floja, el pecho tenderá a caer por el efecto de la gravedad.

Lo más recomendable para estos casos es utilizar un sostén a la medida. En cualquier caso, también funciona un sujetador deportivo.

Es ideal que los senos queden inmóviles, mas no apretados. Es la mejor forma de conservar un pecho firme gracias tan solo a la ropa que utilizas.

Cuida la talla del sujetador
Imagen recuperada de Unsplash.com

Prohibe los toques bruscos

Durante la intimidad, es normal que los senos jueguen un rol protagónico. Es una de las partes más sensibles de las mujeres y produce placer el contacto con ellos. Sin embargo, exagerar no es bueno.

Los toques o apretones demasiado bruscos, no solo pueden generar dolor, sino que a la larga pueden maltratar esta zona y perjudicar su tejido.

Si a tu pareja le gustan los juegos rudos, exígele tener cuidado con la región del pecho.

Cuidado con los cambios de peso

Al igual que con cualquier tejido que acumule grasa, los senos sufren cambios bastante pronunciados cuando subes o bajas de peso.

Progresivamente, la piel se estirará con tantos cambios y esa región podría quedar flácida. En caso de que no puedas evitar esa situación, es recomendable hacer ejercicio para tonificar o levantar un poco el pecho.

“El efecto de la gravedad y las variaciones de volumen en la mama, especialmente por los embarazos y lactancias, provocan que la piel y los ligamentos de sujeción interna del pecho cedan, lo que determina que la glándula caiga y se sitúe en una posición más inferior, aplanando y dando un aspecto de «vacío» a la parte más alta del pecho.”

COSMÉDICA

Coloca tus senos en agua fría

Aunque no lo parezca, el agua fría puede ser un aspecto clave para conservar tu pecho firme. Colocarlos bajo la ducha sin calentador durante unos segundos puede endurecerlos, reafirmarlos, agrandarlos e incluso levantarlos.

No tienes que ducharte con agua fría a diario, pero de vez en cuando es positivo exponer los senos a estas condiciones por unos pocos segundos. Se nota una gran diferencia si estás acostumbrada al agua caliente.

No uses pinzas para depilarte

Otro de los aspectos del día a día que suelen perjudicar el tejido mamario es la depilación. Cuando se extraen los vellos con pinzas, los folículos se inflaman y podrían incluso infectarse.

Es más recomendable utilizar cremas depilatorias que faciliten remover los vellos sin halarlos.

Ojo con los anticonceptivos

Algunos tipos de anticonceptivos introducen cierta cantidad de hormonas al cuerpo. La función es desequilibrar el ciclo menstrual para evitar el embarazo.

La cantidad de hormonas en el cuerpo de la mujer no solo afecta el funcionamiento de los ovarios y el proceso de ovulación, sino que tiene efectos en otros órganos sexuales. Los senos, por supuesto, se ven perjudicados.

Es común sentir tensión en el busto mientras se aplican estos tratamientos. Si es tu caso, podría provocar que la piel ceda y el pecho tienda a caer.

Conservar un pecho firme
Imagen recuperada de Pexels.com

No te acomplejes si no logras conservar un pecho firme

Siempre ten en cuenta que la caída de los senos es un proceso natural que te afectará tarde o temprano. Será muy positivo si logras evitarlo, pero no te rompas la cabeza buscando soluciones mágicas si no lo consigues.

Sin importar el tamaño o la rigidez de tus senos, debes amar cada parte de tu cuerpo tal cual es. Hay muchos otros trucos que puedes aplicar para mantener tu sex-appeal alto. Si quieres descubrirlos, te recomendamos echar un vistazo a nuestro blog.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.