Select Page

Retos del matrimonio y causas del divorcio ¡Qué difícil es la vida nupcial!

Retos del matrimonio y causas del divorcio ¡Qué difícil es la vida nupcial!

El matrimonio es una tradición casi tan antigua como la humanidad misma. Casi en la misma proporción, las separaciones también figuran desde tiempos inmemoriales. Las causas del divorcio y su antigüedad son tan complicadas como el ser humano mismo, pero repasemos un poco este complejo asunto.

Aunque las religiones les han otorgado misticismos y significados espirituales a las bodas, sus principios se han mantenido intactos: celebrar la unión de dos personas para formar una familia. En síntesis, un matrimonio es una necesidad.

La vida adulta no es fácil, nunca lo ha sido. Por eso, instintivamente buscamos a alguien que nos permita aligerar la carga. Compartir los retos con otra persona, obtener satisfacción emocional y además darle estabilidad al proceso de criar a un hijo, son los objetivos principales de este tipo de uniones. Aunque no todo es color de rosas.

Causas del divorcio. La necesidad no garantiza el apego

Vida marital
Imagen recuperada de Pexels.com

Si bien es cierto que un matrimonio es, hasta cierto punto, una necesidad, esto no quiere decir que la unión será eterna. Junto con los beneficios de la vida nupcial, también viene una serie de dificultades y problemas.

La convivencia no es fácil. Los problemas del hogar afloran las peores reacciones de cualquier persona, y evitarlos es practicamente imposible. Algunas parejas logran sobreponerse, pero para otras, sus diferencias son simplemente irreconciliables.

Por eso surgen tantos casos de separaciones y divorcios. Es una realidad muy internalizada en el Siglo XXI, cuando ya no hay prejuicios al momento de tomar esta decisión y hay muchos mecanismos legales para atenuar sus consecuencias.

Durante 2017 se registraron 102.341 disoluciones -término que agrupa nulidades, separaciones y divorcios-, cifra que aumentó un 1% con respecto anterior y casi un 3% frente a la cantidad presentada en el año 2.000


Instituto Nacional de Estadística de España

Estamos ante un claro incremento en la tendencia a divorciarse, al menos en la sociedad española. Los motivos sobran. De hecho, al parecer cada día se multiplican y la monogamia parece estar en tela de juicio para algunos.

Conoce las causas del divorcio, según infieles

Esta materia se ha estudiado durante décadas. Cualquier situación de conflicto puede generar una separación. De hecho, algunos aseveran que estamos predispuestos a ella, ya que no es natural estar ligado a la misma pareja sexual y sentimental a lo largo de toda una vida.

Vida de casados
Imagen recuperada de Pixabay.com

Para desentrañar las causas más comunes, el website Victoria Milan, dedicado a citas para personas casadas que desean una aventura, realizó una encuesta. De acuerdo con los mismos infieles, estas son las cinco causas del divorcio más importantes:

1- Somos más hedonistas. Vivimos por y para el placer, le damos prioridad a eso antes que preceptos u obligaciones morales. Un 31% de los encuestados votó por esta opción.

2- Matrimonio es igual a intolerancia. 26% de los encuestados creen que hace falta una mayor tolerancia en la vida nupcial.

3- Hay más peces en el agua. 20% de las personas encuestadas piensan que antes el miedo a la soledad evitaba los divorcios. Sin embargo, en la sociedad abierta en la que vivimos es común ser soltero a edades avanzadas y encontrar pareja.

4- El divorcio es sencillo. Tanto legalmente como socialmente, la ruptura de una relación es mucho más sencilla y aceptada. Por eso 15% de los participantes argumentaron esto.

5- La infidelidad es pan de cada día. Las tentaciones juegan un papel perverso en la vida matrimonial. Romper con la rutina, jugar con fuego, reavivar la pasión… Son algunas de las causas por las cuales surge la infidelidad. Y cuando esta sale a la luz, el rompimiento es la opción más probable. Al menos el 9% de los encuestados piensa así.

“Los resultados nos indican que el sueño de cuento de hadas, de encontrar un único amor, está desapareciendo rápidamente. Sólo el 19% de los encuestados dice creer en el ‘ser felices para siempre’ después del matrimonio”

Alicia Gallotti, sexóloga

¡La monogamia no es natural!

Una fuerte corriente ideológica anti-matrimonio se está apoderando de las nuevas generaciones y movimientos sociales. Algunos se apoyan en la ciencia para afirmar que el matrimonio es algo antinatural, al menos para la mayoría de seres humanos.

Argumentos basados en el reino animal advierten que nuestros compañeros en la Tierra también son infieles.

De acuerdo con un estudio publicado por la National Science Foundation (NSF), tan solo entre un 3% y un 5% de las especies mamíferas del mundo practican alguna forma de monogamia. ¿Entonces por qué la practicaríamos nosotros?

Con esta idea han surgido conceptos novedosos para la sociedad moderna, aunque no tanto para la humanidad. Las relaciones abiertas y el poliamor han convencido a muchas personas, que prefieren optar por una senda libre en vez de amarrarse al destino de poseer una sola pareja.

compromiso y monogamia
Imagen recuperada de Rawpixel.com

Ahora bien, ¿la ciencia justifica la infidelidad? Si bien hay argumentos de peso para señalar la monogamia como algo antinatural, eso no quiere decir que sea mala o que ser polígamo sea algo necesariamente bueno.

Existen muchas conductas antinaturales que el ser humano acopló para beneficiar su convivencia social. Utilizar ropa, controlar las necesidades fisiológicas y no batir a golpes a quien suponga una amenaza para nosotros, son conductas aprendidas para poder subsistir en comunidades.

Con el matrimonio y la fidelidad ocurre algo similar. Facilita mucho nuestra vida social, por eso la necesitamos, por lo menos en la actualidad.

Una decisión personal

Es imposible ignorar que son muchas las causas del divorcio, que luchamos contra la misma naturaleza al intentar mantenernos fieles o que existan otras opciones. Sin embargo, todo se sustenta en decisiones que debe tomar cada quien.

Somos seres individuales y cada quien posee libertad de hacer con su vida lo que desee. Lo importante es que existan opciones suficientes para que cada quien elija el mejor camino.

Ya sea matrimonio, divorcio, infidelidad o poliamor, todo pasa por una decisión que desarrollará consecuencias positivas y negativas. ¿Cuál tomarías tú?

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.