Select Page

Billie Eilish. El futuro de la música pop que sorprende a todos

Billie Eilish. El futuro de la música pop que sorprende a todos

La industria de la música pop se consagró hace medio siglo y se ha consolidado a lo largo del tiempo. Sin mayores cambios ni innovaciones, ha conquistado el mercado con canciones comerciales y simplistas. En medio de un éxito seguro, existen críticas reiterativas y el surgimiento de una nueva artista. Billie Eilish llega para cambiar esta tendencia.

Una pequeña de tan solo 14 años consiguió relevancia con un estilo único, innovador y que toma prestado de muchos otros géneros para producir su particular música. En una industria cerrada, que apuesta por lo seguro, la joven caló de gran forma. Por esta razón, hoy se habla de una revolución musical que podría cambiar la estructura del pop que conocemos.

Sin embargo, ¿Cuál es esta estructura? ¿Por qué las canciones de pop parecen siempre sonar igual y de todas maneras tener éxito? ¿Todas son lo suficientemente buenas como para destacar? ¿Todas son lo suficientemente malas como para recibir tantas críticas? Trataremos de explicarlo.

Billie Eilish - Bad Guy Videoclip
Imagen recuperada de Youtube

Los cuatro acordes del pop y la ruptura de Billie Eilish

A sabiendas de que no somos músicos, ni expertos en la materia, trataremos de explicar la fórmula del éxito bajo la coraza de la industria pop.

Pese a que este género se ha consolidado debido a muchos factores, entre los cuales figuran costosas campañas de marketing, captación de talentos para producir y mucho presupuesto; hay un elemento que siempre se ha mantenido: los cuatro acordes del éxito.

En caso de que, al escuchar una canción por primera vez, sientas que ya antes la habías oído, posiblemente sea porque muchos temas son practicamente una réplica de algún otro. Esto se debe a la repetición excesiva de los mismos acordes, e incluso una variación mínima de las letras.

Estos acordes son sol-re-mi-do en intervalos I-V-VI-IV. De acuerdo al orden en el que se presenten estos intervalos, se determinan ciertos patrones presentes en muchas canciones populares.

Es decir, en torno al sol-re-mi-do y su orden específico en los intérvalos I-V-VI-IV, que a su vez pueden reordenarse de diferentes formas, se basa toda una industria musical. Con esta poca variación es casi imposible no escuchar tonos similares.

De acuerdo con el sitio web Clases de Guitarra Online, estas icónicas canciones representan los siguientes intervalos:

I-V-VI-IV

  • El estribillo de Someone Like You – Adele
  • Let it Be – The Beatles
  • You’re Beautiful – James Blunt
  • When I Come Around – Green Day

IV-I-V-VI

  • Umbrella – Rihanna
  • Down – Jay Sean

En caso de que este apartado aún no quede de todo claro, presentamos el video de un experto que puede aclarar cualquier tipo de dudas.

¿Cómo figura Billie Eilish?

Pues la joven cantante, con ayuda de su hermano y productor, Finneas O’Connell, rompen con todos estos esquemas. No tienen ninguna estructura estándar al momento de componer las melodías de sus canciones y van más allá con sus experimentos musicales.

Eilish y O’Connell, al momento de escribir y producir la música, recurren a una amplia gama de influencias de diversas corrientes artísticas y culturales. Exploran distintos géneros para darle una identidad única a sus composiciones.

De hecho, han declarado estar en contra de clasificaciones como los “géneros”, ya que consideran que la música es lo suficientemente libre como para dejarse encasillar.

Pese a su aversión a los géneros musicales, la industria suele clasificar las obras de Billie Eilish dentro de corrientes como Hip-Hop, Electropop y Alternative Pop. Este último es su mayor activo y es, precisamente, la clave para cambiar la industria.

Alternative Pop: un cambio latente

Música pop - Billboard
Imagen recuperada de @billieeilish

Este personaje no solo produce música que se escapa de los cánones tradicionales del pop, sino que incluso su personalidad, atuendo y videoclips se salen por completo de este molde.

El hecho de que, pese a estas marcadísimas diferencias, Billie Eilish calara tanto, implica muchas cosas dentro de la industria musical.

La música de Eilish es la prueba fehaciente de que las audiencias buscan nuevas experiencias. Ya están cansados de la monotonía del pop y los sonidos distintos atrapan la atención.

Por otra parte, demuestra a las disqueras que producir música que se escape de lo usual no significa pérdidas automáticas, sino por el contrario, ganancias.

El pop se esparce actualmente en todas las estaciones radiales. No hay alternativas, ningún plan B. Sin embargo, la era digital rompe con cualquier monopolio que la radio quiera establecer. En internet puedes encontrar cualquier tipo de música, proveniente de todo tipo de rincones del mundo y con los estilos más particulares que hayas visto. Todo al alcance de un clic.

Hace cuatro años, Eilish daba sus primeros pasos como una artista de la era digital. Sus modestas grabaciones fueron compartidos a un grupo de amigos en Spotify y se terminaron convirtiendo en un fenómeno mundial.

Ya no hay fronteras ni limitaciones. Las puertas a la creatividad y la innovación están abiertas. ¿Podrán los nuevos artistas aprovecharlas?

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.